martes, 19 de marzo de 2013

SULTANA ROJA, DE ALBERTO VÁZQUEZ-FIGUEROA

Título: Sultana Roja
Autor: Alberto Vázquez-Figueroa
Editorial: Plaza & Janés
Serie por entregas: 6 de 87 páginas aprox.
Publicación: Septiembre - Noviembre 1997

SINOPSIS:

2.15 de la madrugada. El centro de Madrid. Una mujer de unos treinta años detiene su coche al lado de un surtidor de gasolina. Introduce billete tras billete en el cajero automático y observa imperturbable cómo la gasolina rebosa del depósito y se esparce por el asfalto. Saca un mechero, lo enciende y lo acerca al reguero que casi le roza los zapatos...

En su primera novela por entregas, Alberto Vázquez-Figueroa nos introduce en el tenebroso mundo del terrorismo y sus pavorosas posibilidades de sembrar la destrucción en nuestra realidad cotidiana.

Con este libro comienzo el reto de Homenaje a tu autor favorito que nos propuso Enzo en su blog Liberty Café. Es que como no me ponga con uno al mes no voy a llegar y, reconozco que este reto me apetece especialmente. A falta de que Vázquez-Figueroa publique su nuevo libro a finales de este mes, lo que iré publicando serán relecturas. Y en esta ocasión la he disfrutado especialmente, ya que la leo con 15 años de diferencia y la perspectiva es otra, aunque muchas cosas no hayan cambiado.

Lo primero que sorprende es que es un libro contra ETA, y digo que sorprende porque nadie se metía con esta organización, si no, se tenía que atener a las represalias. Pero mirando las fechas, se publicó después del asesinato de Miguel Ángel Blanco, cuando el pueblo español salió a la calle a decir "basta ya". Evidentemente, este hecho se nombra en el libro, así como el secuestro de Ortega Lara, donde el autor aprovecha para dar su opinión sobre el tema. Sólo por eso, ya es recomendable su lectura.

El libro comienza por el final de la historia, cuando María prende fuego al Teatro Real de Madrid. A raíz de este hecho ingresa en prisión y es allí donde comienza a escribir su relato. 

Nació en una familia humilde donde su madre se ve obligada a prostituirse para alimentarla a ella y sus hermanos, lo que provoca el rechazo de sus vecinos. Pero un día su madre conoce a Sebastián y María descubre por fin la felicidad cuando éste los lleva a vivir con él a su granja. Pasarán cinco años de dicha que se verán truncados cuando Sebastián muere a causa de un atentado con coche bomba. Esta pérdida le produce tanto dolor, que María jura vengarse de quiénes lo han hecho.

Y así comienza su aventura, durante la cual se convertirá en una cruel e inteligente asesina. Podría quedar bien resumida en palabras de la propia María:

¿Incendiaria...?
¿Cómo podría negarlo, si me han sorprendido con las manos en la masa?
¿Atracadora...?
Resultaría estúpido intentar ocultar que he participado en una veintena de atracos. En cuanto la policía rebusque en sus archivos encontrará mi ficha bajo una u otra identidad. En estos últimos años he utilizado varias.
¿Prostituta?
Si por aceptar dinero por irse a la cama con un hombre es ser prostituta, me temo que lo soy.
¿Lesbiana?
Si haber hecho el amor con otra mujer, aun sin interesarme especialmente, también lo soy.
¿Drogadicta?
Si meterse de tanto en tanto una raya de coca entre pecho y espalda es ser drogadicta, lo acepto.
¿Terrorista...?
Eso depende del punto de vista.
¿Asesina...?
¿Y qué es exactamente un asesino? ¿Alguien que mata por placer? ¿Alguien que mata por dinero? ¿Alguien que mata por venganza, o alguien que mata por necesidad? Incluso, ¿por qué no?, alguien que mata por obligación. En cuanto me lo aclaren, decidiré si me considero o no una asesina.
¿Lacra humana?
En eso sí que disiento.

Poco más te contaré, ya que te aseguro que merece la pena descubrir esta novela. Además, te puede cautivar el paseo que se hace por distintos países que tan bien conoce el autor: Colombia, Ecuador, Venezuela, Marruecos, Montecarlo...  A pesar de que se trata un tema tan importante como el terrorismo, Vázquez-Figueroa lanza pinceladas de opinión de otros no menos importantes, como puede ser la anorexia. Como remate final, te diré que es de fácil lectura, ya que predominan las frases cortas. 

No me gustaría terminar sin comentar un aspecto de las novelas de este autor; normalmente acostumbra a publicar sobre temas de actualidad, en ocasiones, incluso se ha adelantado a la noticia (como ejemplo: Nuevos Dioses, que trataba sobre la clonación, se publicó en 1995 y la oveja Dolly nació en 1996). Pues no me resisto a poner unos fragmentos que, escritos hace más de 15 años, tienen relevancia en la actualidad:

La corrupción que se apoderó del espíritu de ETA es en cierto modo similar a la que se apoderó del espíritu socialista durante sus últimos años en el poder, y de la que probablemente se apoderará algún día del Partido Popular si sus dirigentes no aprenden en cabeza ajena de unos errores que, pese a repetirse una y otra vez, vuelven siempre a la carga como la pescadilla que se muerde la cola. (1997)
*******
Recuerdo haber visto, de muy niña, cómo los estudiantes se enfrentaban a pecho descubierto a los enormes caballos de la violenta policía de los últimos años de la dictadura, y recuerdo de igual modo cómo -ya en plena democracia- se lanzaban de continuo a la calle, demasiado a menudo, sin razón válida alguna.
Ahora, sin embargo, aquella mítica universidad creadora de sueños más bien parecía dormida.
Había luchado durante cuarenta años por conseguir que nos convirtiéramos en un país demócrata y progresista, y cabría asegurar que a partir del momento en que lo consiguió se le acabaron las ideas o se olvidó de que debía seguir luchando por un mundo cada vez mejor y más justo.
En apenas seis años de gobierno, el socialismo, que tanto contribuyó tiempo atrás a que las voces de los universitarios se escucharan altas y fuertes, había conseguido silenciarlas.
Ahora los únicos gritos de protesta se limitaban a solicitar rebajas en el precio de las matrículas.
¿Acaso consideraban que vivíamos en una sociedad tan perfecta que no cabía exigir más?
¿Acaso el "estado de corrupción total" que se había instalado en la mayor parte de los estamentos del país no merecía el esfuerzo de tomar de nuevo las calles?

En fin, si con todo esto no he conseguido que te pique la curiosidad, no sé qué más puedo decirte. Por mi parte, he disfrutado mucho con la lectura, incluso más que la primera vez.

11 comentarios:

  1. De este autor solo he leído un libro hace un montón de tiempo y tengo ganas de repetir, este título no lo conocía pero me ha resultado interesante lo que cuentas y los escenarios
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate Tatty, que tiene una temática muy variada donde elegir. En su página web puedes consultar todo lo que ha publicado:

      http://www.vazquezfigueroa.es/obras/

      Eliminar
  2. Pues a mí sí me la has picado, de hecho quiero leer algo de este autor por tus recomendaciones y las de Jesús de La Caverna literaria y este libro me atrae bastante, así que lo mismo empiezo por él. Y qué decirte de los fragmentos, relevancia total, hay libros por los que no pasa el tiempo. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegraría mucho si decides probarlo, ya me cuentas.

      Eliminar
  3. Pues me has tentado y mucho con este título. Y es un autor al que tengo muy abandonado, así que me apunto esta novela y a ver si vuelvo a leer algo suyo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate, me darías una alegría enorme si lo empiezo a ver por la blogosfera.

      Eliminar
  4. Parece una lectura la mar de interesante. Tomo nota de ella.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, actualmente se vende como libro y no por entregas.

      Eliminar
  5. Tengo que estrenarme con este autor sí o sí... A ver si este año te hago caso y me leo algo de él.
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá Carmen, y que te guste, claro.

      Eliminar
  6. Lo leí hace años y me gustó bastante, bueno todo lo que he leído de Vázquez-Figueroa me ha gustado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar