lunes, 20 de enero de 2014

EL COLOR DEL TÉ, DE HANNAH TUNNICLIFFE

Título: El color del té
Título original: The Color of Tea
Autora: Hannah Tunnicliffe
Traducción: Irene Saslavsky
Editorial: Ediciones B
Sello: Vergara
Nº de páginas: 352
Publicación: Octubre 2013

SINOPSIS:

Después de trasladarse con su marido a la minúscula y ajetreada isla de Macao, Grace Miller se siente una extraña en un país extranjero: una alta y solitaria pelirroja que destaca entre la multitud de las agitadas calles chinas. Grace, que tras recibir la devastadora noticia de su infertilidad ve que tanto su matrimonio como sus sueños de crear una familia empiezan a caer en pedazos, decide hacer algo audaz y recurre a lo que más le gusta: preparar pastas y disfrutar del placer del té.  

Grace inaugura una cafetería donde sirve té, café y macarons, las deliciosas galletas francesas del color de las piedras preciosas. Allí, rodeada de otras expatriadas y lugareñas, logra crear una nueva definición de lo que supone un hogar y una familia. Pero cuando unos secretos que creía enterrados hace tiempo salen a la superficie, Grace se da cuenta de que es ahora o nunca, que ha llegado el momento de inhumar viejos fantasmas y empezar a confiar en sí misma...

Este libro lo leí ya hace un tiempo, pero he pasado por una época en la que no me apetecía reseñar sino seguir leyendo, hasta que me he impuesto un castigo: no voy a empezar otra lectura hasta que no termine las reseñas pendientes, por lo menos esta.

Cuando leí la sinopsis me llamaron la atención varios aspectos: la repostería, el mundo oriental y la relación de amistad entre un grupo de mujeres. Con estos ingredientes el éxito estaba prácticamente asegurado, poco tenía que hacer la autora para contentarme, aun así, ha conseguido sorprenderme.

El aspecto culinario solo está presente en los títulos de los capítulos, que aparecen en francés, haciéndole un pequeño guiño a los macarons.

No sé si es por el hecho de ser una historia contemporánea pero la parte de la cultura oriental no está tan presente, en cambio, la autora ha optado por exponer otras temas que son habituales en esta zona del mundo, aunque sin profundizar en ello. Esto no es un aspecto negativo, creo que ha querido darle más importancia a los sentimientos, las personas son las protagonistas. Pese a todo, muestra la solidaridad del pueblo a la hora de ayudar a los demás después de sufrir un tifón o la existencia de la explotación doméstica laboral. Casualmente, cuando lo leía salió la noticia de tres mujeres secuestradas y que habían sido tratadas como esclavas durante 30 años por un matrimonio de Londres (aparentemente en el mundo "civilizado"). Nuevamente la realidad supera a la ficción.

El tema de la amistad es muy recurrente pero, cuando algo tiene éxito, por qué cambiarlo. En la cafetería se terminan juntando un grupo de 5 mujeres totalmente distintas, sin apenas nexos de unión (salvo los macarons), pero que establecen unos lazos de estrecha amistad, apoyándose unas a otras en los momentos de dificultad. Mi favorita es Yok Lan, la anciana del grupo, que, sin hablar el mismo idioma, es capaz de "comunicarse" con el resto con una simple sonrisa o dando apoyo cuando hace falta. Me ha traído al recuerdo a una querida amiga que era capaz de hablar con franceses, ingleses o alemanes sin tener ni idea de idiomas, pero te puedo asegurar que ella mantenía conversaciones solo con hablar despacio y gesticulando con sus manos.

Depresión, entusiasmo, ilusión, decepción, engaño y aceptación son algunos de los estados de ánimo por los que pasa la protagonista a lo largo de la novela. Lo mejor de todo es que la autora consigue transmitir esas sensaciones en el lector. Al principio, la historia se hace un poco pesada debido a la depresión que sufre la protagonista, manifestada por el encierro que se inflige tanto en el hogar como a nivel comunicativo. Una vez que encuentra la motivación para salir, la lectura también es mucho más fluida.

Así que no ha sido nada espectacular. No ha habido cien clientes ansiosos haciendo cola para entrar. Estoy cansada, pero satisfecha, y siento algo que hacía tiempo que no sentía. Creo que lo llaman optimismo.

En mi opinión, el sexo en la literatura debe ser como los desnudos en el cine, solo si los exige el guión. Hay una escena que quiero resaltar porque no tiene nada de deseo o pasión, sino que consigue trasmitir el dolor y la impotencia que siente la pareja al enterarse de que no pueden concebir un hijo. Sin hablar entre ellos, en un intento de demostrar que todavía lo pueden conseguir, lo único que logran es liberar una rabia que los separa.

Querida mamá:
¿Dos personas pueden formar una familia? ¿Son suficientes?
Supongo que nosotras la formábamos, ¿verdad? Tú y yo. Éramos más que una pareja.
Creo que es hora de que Pete y yo también lo logremos de esa manera. 
Tu hija que te quiere,
GRACE

Al principio de la novela Grace va a ver a una adivina y tiene a la sobrina de ésta como traductora, pero hay una parte de la conversación que no conocemos porque empieza una discusión con su tía. Solo al final del libro le encontraremos el sentido a esa parte del diálogo.

El distanciamiento entre Pete y yo no solo fue culpa de él: es una ecuación que incluye a dos personas. Tengo la sensación de que por fin comprendo lo que es el amor familiar: enredado, herido y maravilloso. Imperfecto. Un amor para siempre. Me siento extrañamente ligera, como los pequeños macarons cuando se hinchan en el horno.

Una lectura que va de menos a más en la que el lector tendrá la sensación de estar ante una montaña rusa de emociones, ideal para los que disfruten con las novelas de sentimientos.

Gracias a Ediciones B por el ejemplar

34 comentarios:

  1. La tengo pendiente y no se si me equivoco pero no percibo mucho entusiasmo en tu reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que me ha gustado. No sé si te refieres a lo que comento de la cultura oriental (que no tiene tanto protagonismo) o a la primera parte que es un poco más pesada, pero el balance final es bastante bueno. Además, considero un acierto de la autora hacer pasar al lector por los mismos estados de ánimo que la protagonista. Creo que a ti también te va a gustar.

      Eliminar
  2. Hola, no suelo leer mucho las novelas de sentimiento tienen que tener un buen argumento para que me llamen la atención, este de momento no lo leeré , eso si la portada es muy bonita.

    Besos

    Un Lugar Màgico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, y eso que no me fijé a primera vista, normalmente les encuentro más sentido una vez que he leído el libro.

      Eliminar
  3. Me puede gustar. Parece una lectura a la vez bonita y con un poco de mensaje. Esas lecturas que se disfrutan con tranquilidad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además es una historia que se acerca más a la realidad y no está tan edulcorada.

      Eliminar
  4. Interesante, Isa. Opino lo mismo que Mariuca. Y, vaya, otra vez macarons. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paco, ya sabes que por aquí siempre habrá algo que tenga que ver con la comida.

      Eliminar
  5. Como me fascina la cultura oriental me habría encantado que tuviera más protagonismo pero también me encantan las novelas de sentimientos, así que tendré en cuenta tu recomendación. Y estoy de acuerdo contigo, el sexo solo cuando lo exija el guion, por favor. Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gusta esta combinación disfrutarás con esta lectura.

      Eliminar
  6. Mujer, hacer reseñas no debería de ser un castigo!! ;) El libro lo vi por algún sitio pero no tenía mucha referencia, así que lo dejé pasar, pero me gusta que vaya de menos a más y que el acento esté en los sentimientos, asi que lo voy a tener en cuenta.

    Gracias y un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El castigo no era hacer la reseña, sino seguir sin leer, y la verdad es que ya me apetece ponerme las pilas. Ahora toca elegir lectura.

      Eliminar
  7. Esta vez no me termina de llamar, cosa que hasta agradezco ante la infinita lista de pendientes....
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi lista hace tiempo que la tengo abandonada.

      Eliminar
  8. Aunque no te he notado 100 % convencida le has dado el visto bueno. A mi me despierta curiosidad. Siempre me han llamado aquellas lecturas que tengan algún rasgo oriental aunque dices que aquí no está tan presente. Sin embargo, la problemática me atrapa, debe ser un gran tema salir adelante y proyectar tus objetivos hacia otro lado cuando anhelabas ser madre. Buena reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La parte oriental no está tan presente porque la protagonista es europea y la historia está centrada en ella. Al no poder ser madre se centra en la cafetería, que será su creación, y en la que vuelca todo el amor que le daría a un hijo. Esa parte también es interesante.

      Eliminar
  9. Pues me cautivó su portada (cómo no) y lo que tú señalas, los ingredientes culinarios y orientales desde el punto de vista de una protagonista occidental. Y ahora que leo tu reseña también me gusta lo que cuentas, así que me la llevo apuntada. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperaré por tu reseña a ver si coincidimos.

      Eliminar
  10. Me la apunto aunque no encabezará mi lista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi lista no tiene orden y hace tiempo que la tengo un poco abandonada.

      Eliminar
  11. Hola!
    lo tengo apuntado en mi lista de deseos... la portada me encanta!!

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que lo leas, el interior también tiene su encanto.

      Eliminar
  12. Me voy a imponer un castigo similar al tuyo y ponerme a reseñar todo lo que me falta en vez de seguir acumulando... El libro no sé, no me llama lo suficiente, pero si viene a mí no descarto su lectura. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si llega solo me avisas cómo lo ha hecho, que todavía no le he visto los pies, je, je.

      Eliminar
  13. Es lo que me paso a mi con mi ultima lectura.....no se como empezar la reseña de él...Me provoco tal maraña de sentimientos,que todavia los tengo q desenrredar.

    El libro no me hubiera llamado la atencion, pero por lo q cuentas, sigo,quiero, de nuevo algo asi...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro ideal para tardes de frío y sofá.

      Eliminar
  14. No me había fijado mucho en esta novela pero creo que sí podría gustarme ya que las novelas que se centran en personajes y sentimientos me suelen atraer
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que le puedas dar una oportunidad.

      Eliminar
  15. No conocía el libro, y la verdad que por el título no lo hubiese leído, pero la reseña si me ha dejado con ganas de saber más.

    un besito ^^

    ResponderEliminar
  16. Igual que Laurita no conocía el libro y así de primeras no sería un libro que me leyera. Pero con lo que dices, me ha llamado la atención, lo apuntaré y leeré más reseñas, a ver que tal, gracias por el aporte! ;)
    Y te comento que te he nominado a los Liebster awards http://eltemplodelalectura.blogspot.com.es/2014/01/nominada-liebster-awards.html ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  17. Hola guapa! Acabo de aterrizar en tu blog y me ha encantado!! La verdad es que me encanta leer y no lo hago tanto como me gustaría, pero bueno, espero sacar buenas inspiraciones de aquí! Un besazo!

    ResponderEliminar
  18. Me gusta lo que comentas.- Los libros, casi que independientemente del tema que traten, me atraen sobre todo por provocarme sensaciones y este está claro que contigo lo hizo
    Me lo llevo
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Así como iba leyendo cambiaba de opinión. La iba a descartar por pastelosa y por estar enfocada en la cocina, pero al ver que es una novela de personajes y sensaciones no la descarto.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Lo mio es la sentimental y ya de entrada sólo por eso me llama la novela pero si encima está ambientada en las costumbres orientales mejor. Hace ya un tiempo que no leo nada así, me lo apunto.

    Un beso

    ResponderEliminar