viernes, 12 de julio de 2013

BÍMINI, DE ALBERTO VÁZQUEZ-FIGUEROA

Título: Bímini
Autor: Alberto Vázquez-Figueroa
Editorial: Martínez Roca
Nº de páginas: 255
Publicación: marzo 2013

SINOPSIS:

¿Pueden dos hombres solos cuestionar las reglas por las que se ha regido la navegación durante miles de años, afirmando que se deben construir los barcos de forma diferente?

¿Pueden dos hombres solos demostrar que los países ricos en petróleo pretenden monopolizar la producción de energía conspirando con el fin de impedir que los países pobres utilicen sus reservas de carbón?

¿Pueden dos hombres solos apoderarse de mil doscientos millones de dólares sin utilizar la violencia ni dejar rastro?

Bímini demuestra de lo que son capaces dos hombres solos, porque se trata de la novela más imaginativa que se haya escrito en años.

Con esta reseña termino el reto que nos propuso Enzo desde su blog Liberty Café de homenajear a tu autor favorito. ¡Bien! Para uno que consigo, me tengo que alegrar. Y que mejor forma de hacerlo, que con su último libro publicado.

Mis primeras palabras no van a ser nada positivas, pensaba que no podía ser objetiva con este autor, pero hay cosas que no puedo dejar pasar por alto. Me parece que la calidad-precio que nos presenta la editorial en esta ocasión no es la más acertada, por este precio (17.90€) creo que podemos exigir como mínimo una tapa dura. La única diferencia con su último libro en edición de bolsillo es que éste tiene solapas. Sin dejar de mencionar el tamaño de la letra, mi vista lo agradece, pero es evidente que se ha hecho para aumentar el número de páginas de la novela.

Exceptuando este pequeño inconveniente, el contenido me ha sorprendido gratamente. Y es que vuelve el Vázquez-Figueroa de las novelas de aventuras, pero adaptadas a la época actual que vivimos. Con unos héroes, porque no se les puede calificar de otra manera, que hacen uso de la inteligencia para vencer a quienes les pretenden explotar. Tal vez sea una quimera, pero estoy convencida de que la palabra mueve más montañas que la violencia.

La sinopsis no nos dice mucho, de hecho, pensé que me encontraría con algo muy parecido a su anterior libro: Codicia, pero no ha sido así. Los protagonistas de la novela son Germán Alfaro y Ulises Elcano, un asturiano y un panameño que ven unidas sus vidas a raíz del encuentro con una mujer. Desde ese momento se dedican a hacer lo que más les gusta: navegar, hasta que un día son reclamados por su familia. Uno, para hacerse cargo de la empresa familiar dedicada a la minería, y el otro, para formar parte de la tripulación de un transatlántico convertido en clínica de cirugía estética, por eso el nombre de Bímini, donde se encontraba la fuente de la eterna juventud.

Las olas, desde las que se elevan como edificios en el corazón de un huracán hasta las casi imperceptibles ondas que iban a morir sobre la arena de una tranquila ensenada, habían constituido desde el comienzo de los siglos la milimétrica frontera que dividía brutalmente dos universos a menudo enfrentados, de tal modo que cuando la mayor parte de los habitantes de los océanos asomaban la cabeza unos centímetros por encima de esa frontera, morían, y de igual modo la mayor parte de los animales terrestres perecían cuando sumergían la cabeza unos centímetros por debajo de ella.
Ninguna frontera fue nunca, por tanto, tan delgada y tan letal.

Además, nos presenta dos propuestas de ésas que lo hacen pasar por loco, por lo que lo considero el Dalí de los libros, pero que, con el tiempo, ha demostrado que se pueden hacer realidad, como ha sido el caso de las desaladoras. En el caso de la minería, desconozco si puede llegar a ser factible porque no tengo conocimientos técnicos, pero en lo que respecta a la navegación, tiene toda la lógica del mundo.

La última entrevista radiofónica que oí de él fue para presentar un libro, creo que La bella bestia. Su respuesta a las preguntas que le hacía el periodista es que de los libros no se habla, hay que leerlos, y tan tranquilamente se puso a decirle que él tenía la solución al problema de la minería, que se estaba manifestando en las calles en ese momento. Se había puesto en contacto con varios ministerios, y se quejaba del tiempo que tardaban en reaccionar y, sobre todo, de las formas. Mientras que él les intentaba mostrar una solución, sólo le preguntaban cuánto dinero necesitaría y en cuánto tiempo lo devolvería, lamentablemente, parece ser que las cosas son así. No quisiera pensar que este libro es consecuencia del fracaso de aquellas conversaciones, pero tiene toda la pinta de que eso es lo que ha pasado.

Sólo me queda decirte que le des una oportunidad y leas este libro, así podrás valorar si lo que nos propone es un sueño o algún día se puede hacer realidad. No le voy a poner nota, simplemente te diré que me dio una rabia tremenda leérmelo en una sola tarde, YO QUERÍA MÁS.

24 comentarios:

  1. Ya te he comentado en alguna otra reseña que de este autor solo he leído un libro aunque tiene varios que me atraen, con este podría animarme siguiendo tu recomendación
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegraría ver alguna reseña en tu blog.

      Eliminar
  2. Tengo que hacerte caso y leer algo más de este autor, que sólo he leído una novela suya y me gustó bastante. Y por lo que nos cuentas, creo que disfrutaría de muchas de sus obras, como con la que nos traes hoy, que tiene muy buena pinta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Lo siento, pero con este hombre no puedo, es demasiado denso para mi gusto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente estoy yo para compensarlo, a mi me encanta.

      Eliminar
  4. Lo tengo pendiente de leer, todo lo que he leído de Vázquez-Figueroa me ha gustado muchísimo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Hace tiempo que no lo leo aunque durante unos años fui una lectora absorbida por sus novelas. Lo retomaré cualquier día.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate y no lo dejes pasar mucho tiempo.

      Eliminar
  6. Hace tiempo que estoy un poco de uñas con Vázquez-Figueroa y no leo nada suyo. Pero tal vez le de una oportunidad con este que comentas, y así hago un poco las paces con él.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué libro fue el que te hizo enfadarte con él?

      Eliminar
  7. Me alegra mucho que hayas superado el reto, aunque no era difícil con lo que te gusta el autor! Tengo pendiente Garoé en la estantería, a ver cuándo le hago hueco. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es un libro interesante para la gente de las islas puesto que transcurre en El Hierro.

      Eliminar
  8. jajaja veo que te ha gustado, y por la sinopsis ya estaba yo pensando que era un libro que tengo que leer, pero ya al ver tu reseña, lo confirmo ;)
    Me encanta que se hable de temas actuales no solo para enseñarnos lo podrido que está el sistema, sino también para ofrecernos soluciones prácticas, que creo que es lo que más se necesita en estos días que nos ha tocado vivir.
    Me lo apunto, sin duda!!

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que no me llama.
    Te sigo y te invito a que visites mi blog.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. No he leído nada de este autor y aunque me gustaría probar con el no creo que sea con este.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trata una gran variedad de temas, así que tienes donde elegir.

      Eliminar
  11. Es uno de mis autores pendientes sin duda. Siempre que leo una reseña tuya de uno de sus libros me dan ganas de leerlos.
    En cuanto al tema de la calidad precio tienes muchísima razón. No es la primera vez que me encuentro con libros de 20 euros con la letra enorme, que si se pusiera como debe ser no debería ni costar 15. Pero bueno ya se sabe como es el tema de los libros en este país.

    Me voy a apuntar esta, imagino que será tan buena como cualquier otra para empezar. Y como hoy renuevo el carné de la biblioteca lo buscaré.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me extraña que no hayas leído nada de él. Este libro está muy bien pero por buscar uno más acorde con tus gustos, si no recuerdo mal, uno que tiene un poco de parte romántica es Fuerteventura.

      Eliminar
  12. Aún recuerdo los dos programas con que cerramos el curso cultural el año pasado en la emisora comarcal de Onda Cero y fue, precisamente, con don Alberto Vázquez-Figueroa y digo don porque es todo un caballero, tanto de las letras como de la palabra. Es una gozada poder disfrutar de su verbo. La de anécdotas que nos contó en esos programas y de sus novelas que, según él, eran casi todas malísimas. Sus novelas ahí siguen estando en el candelero y sigue escribiendo como si el tiempo no pasase por él. Todo un lujo el poder disfrutar de sus novelas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido en todo contigo. Me han gustado mucho los audios.

      Eliminar
  13. aún no leo nada de este autor, pero esta novela me parece, como bien has dicho, muy cara. Veré si algún amigo por acá puede prestarme algo de él ;)
    un abrazo,
    Ale.

    ResponderEliminar