miércoles, 20 de noviembre de 2013

LAS 2 VIDAS DE LUCÍA, DE ASTRID GALLARDO

Título: Las 2 vidas de Lucía
Autora: Astrid Gallardo
Editorial: Tombooktu
Nº de páginas: 208
Publicación: Marzo 2013


SINOPSIS:

Cuando todo parece hundirse, tienes una segunda oportunidad que te demuestra que se puede volver a ser feliz a partir de los cuarenta.

La vida de Lucía está a punto de dar un giro de 180º. Una gran abogada que ha renunciado a su carrera y a un gran amor por su familia. 

La pasión y el deseo han desaparecido de su matrimonio pero ella se dice a sí misma que eso es normal, que le pasa a todas las mujeres de su edad. Lo que ella no sabe es que el destino y su gran voluntad le tienen reservadas grandes sorpresas.

Esta reseña forma parte de mi colaboración en el equipo de redacción del blog Un lector indiscreto. Gracias a Tombooktu por el ejemplar.

La editorial ha incluido esta novela en su colección chicklit, sin embargo, una vez que la he leído no puedo estar de acuerdo con esta clasificación. Lucía no tiene ninguna de las características que definen a las protagonistas de este género y, lo que es más importante, el humor brilla por su ausencia. El único toque de gracia es cuando a los adolescentes se les llama "atontescentes", y digo que es el único porque no hay ninguno más a lo largo de todo el libro. No podría dar una definición exacta de lo que es el chick lit, pero sí sé lo que no es: literatura para chicas o escrita por y para mujeres. De hecho, la propia autora en los agradecimientos la define como una historia de amor.

Aunque suene repetitivo, también me gustaría comentar el trabajo que hacen en Tombooktu, una editorial que no llega a los dos años de creación. En una época de crisis, en la que se hacen recortes de todo tipo, se agradece que una pequeña empresa invierta en la calidad de sus libros. Da gusto leer una novela sin faltas de ortografía, sin errores tipográficos en los que se duplican palabras o se omiten letras y, lo que es más importante, se hace una revisión de textos antes de su publicación. Sé que hay mucho esfuerzo detrás, no porque nadie me lo haya dicho, sino porque se nota en el resultado final que ofrecen al lector. Insisto en recalcarlo porque algo tan básico lo están perdiendo últimamente las grandes editoriales, algunas incluso tienen un apartado en su web para que el lector le indique los posibles errores que haya podido encontrar (que supongo subsanarán en siguientes ediciones), sacando al mercado un producto sin corregir y ahorrándose el proceso de revisión.

Las 2 vidas de Lucía está narrada en primera persona por la protagonista. La intención es que el lector llegue a empatizar con ella, sin embargo, se puede convertir en un arma de doble filo. De no lograrlo, como me ha ocurrido a mi, se hace muy difícil disfrutar de la lectura. Aunque no tenemos mucha diferencia de edad, nuestra situación familiar es bien distinta, tal vez por eso no he sabido ponerme en su papel ni entender su forma de actuar.

Lucía es una mujer de 44 años, casada, madre de tres hijos y con éxito profesional que decide "sacrificarse" y renunciar al mundo laboral para dedicarse a su familia. Esta situación, que puede considerarse muy habitual, no resulta nada creíble tomada por una abogada de un importante bufete y más sabiendo que sus hijos ya son adolescentes. Pero si hay algo que no me ha gustado es la visión que tiene la protagonista de sí misma, se empeña en resaltar que sigue siendo atractiva para los hombres. Este es uno de los problemas de la narración en primera persona, no es lo mismo que alguien nos defina a un personaje a que lo haga él mismo, a mi me ha resultado arrogante.

Muchas veces he leído reseñas en que se critica el papel que se le da a la mujer y no siempre he estado de acuerdo con ellas, puesto que pienso que ese tipo de personas existen, pero en esta ocasión no he podido evitar poner el grito en el cielo ante la forma de pensar de la protagonista.

Yo seguía provocando su deseo, sin embargo, en mi había desaparecido. Para mi las relaciones sexuales con mi marido se habían convertido en una de las cláusulas del contrato matrimonial que había que cumplir, pero yo no quería continuar así y por eso me fijé como objetivo que esto cambiara porque, ya que me iba a dedicar plenamente a mi familia, quería que todo fuera inmejorable y para Manuel, como para la mayoría de los hombres, el sexo era una parte muy importante de la vida y yo sabía que si él estaba satisfecho en este sentido nuestra relación sería perfecta porque eran increíbles los cambios de humor que podía tener en función del sexo que practicáramos.

La novela se divide en 2 partes, cada una de las vidas de Lucía. La primera concluye con un descubrimiento que fue lo primero que me vino a la mente cuando nos presentaba a su idílica familia. En la segunda creo que pierde los papeles por completo y tiene unas actitudes muy difíciles de entender y de justificar.

Como parte positiva, la autora se ayuda de uno de los personajes para presentar una de las más crueles enfermedades: el ELA, Esclerosis Lateral Amiotrófica. Consigue exponer de una forma muy clara los síntomas y el desarrollo de la enfermedad. Quien no haya conocido a alguien que la haya padecido no se podrá hacer una idea de lo destructiva que puede llegar a ser, viendo como se deteriora el cuerpo poco a poco mientras que la mente es consciente de todo lo que ocurre. Solo por  haberme traído a la mente el recuerdo de Antonio, que era tan positivo como Paula, merece la pena haber leído este libro.

Lo que quiero decir es que lo importante no es cuánto vivas, sino lo que vivas y cómo lo vivas.

En resumen, se me hace muy difícil recomendar una lectura en la que no he conseguido conectar con la protagonista, pero esto no deja de ser mi punto de vista. Seguro que alguien con una situación similar y que sepa ponerse en la piel de Lucía lo pueda valorar de otro modo.

23 comentarios:

  1. No me llama mucho el género chick lit, sin embargo este me llama la atención. Me lo apunto pero sin prisa jeje =)
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como comento en la reseña, no se debería incluir dentro del chick lit, así que el argumento te gusta, puedes probar.

      Eliminar
  2. Sigo sin encontrarle demasiado interés a este género.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi el género sí me gusta, pero este libro no lo clasificaría como chick lit.

      Eliminar
  3. Te pongo lo que he puesto en el blog de Francisco: He leído en varias reseñas ese pero que pones, y la verdad es que yo considero importante conectar con los/as protagonistas de los libros, sino es como que me pierdo algo,lo tendré en cuenta por si me animo, besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es algo bastante personal, estoy segura de que sí estuviera en la misma situación que ella tal vez la pudiera entender.

      Eliminar
  4. He leído muchas reseñas de esta novela y precisamente por lo que pude adivinar en ellas te dije que me llamaba la atención, me parecía más una novela sentimental que Chick Lit.

    Por lo que cuentas creo que me podría gustar, me lo apunto.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás qué te parece si lo lees. Aunque tampoco la clasificaría como sentimental, se puede decir que se aproxima más a ese género que al chick lit.

      Eliminar
  5. No soy muy fanática del chick-lit pero tengo curiosidad por esta novela. Lástima que no hayas disfrutado más con la lectura.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces no tengas miedo a probar, no tiene ninguna de las características del género.

      Eliminar
  6. Es que si no se logra conectar con la protagonista, ya el libro pierde mucho... Y con este libro no me animo. Creo que no es para mí.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conectar o no con la protagonista es una cuestión personal, yo no lo he conseguido, pero no quiere decir que otras sí lo hagan.

      Eliminar
  7. Ya hace tiempo que conocía este libro y a mí no termina de llamarme, así que no lo voy a leer.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si no te atrae, poco más te puedo decir.

      Eliminar
  8. Me pasó lo mismo con la protagonista. Aunque no comparta su punto de vista tampoco llegué a entenderla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esta ocasión la narración en primera persona le ha hecho un flaco favor, tal vez, si hubiéramos tenido el punto de vista del resto de los protagonistas nos habríamos quedado con otra impresión.

      Eliminar
  9. He leído ya varias reseñas en que no conectan con la protagonista, no me he leído aún el libro,así que no puedo opinar, pero la verdad es que antes tenía más ganas de leerlo que ahora^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo suelo agradecer las reseñas que no son tan entusiastas, así no voy con grandes expectativas y no termino decepcionándome. Si tenías intención de leerlo, no dudes en hacerlo y crearte tu propia opinión, también hay reseñas que entienden el comportamiento de Lucía, todo se reduce a una cuestión personal.

      Eliminar
  10. Creo que en un libro de este tipo es importante conectar con la protagonista y por lo que comentas creo que tampoco lo conseguiría. No me ha llamado nunca especialmente la atención, he leído alguna reseña que sí me animó un poco más pero no es un título que vaya a colocar entre mis próximas lecturas.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Sabes que para mi el humor es muy importante, pero tb es verdad q el humor lo "coge" cada uno a su manera....Conectar con la protagonista....por la edad y por los hijos adolescentes a lo mejor...pero no se....Creo que si lo viera a lo mejor entraria en la pila de pendientes, pero tb es verdad q no tendria prisa en conseguirlo

    ResponderEliminar
  12. Este género no es el mío. Lo tengo comprobado. Y mira que últimamente se está difundiendo muchísimo. Pero a mi se me ha atragantado. Y si encima no la recomiendas ...
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  13. No nos llama porque nos daba precisamente la sensación de que iba a traer un mensaje como el que comentas en la reseña.

    ResponderEliminar